La integración sensorial en TEA

El funcionamiento sensorial es un área de preocupación para las personas con trastornos del espectro autista (TEA), y recientemente se ha agregado a su definición del Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales (DSM) 

Estas diferencias sensoriales pueden manifestarse en comportamientos inusuales, rígidos y rutinarios y contribuir a las dificultades en la comunicación social.

Como se ha señalado, la trayectoria de desarrollo en la regulación sensorial impacta significativamente la capacidad de una persona con TEA para participar socialmente, atender los aspectos más destacados de una interacción y regular adecuadamente las emociones y el comportamiento, todo de los cuales directamente afectar la comunicación social.

 El funcionamiento sensorial, por lo tanto, tiene un efecto sobre las habilidades “en todos los ámbitos”, convirtiéndose en el ámbito de los educadores, terapeutas y padres.

 Para las intervenciones que abordan el funcionamiento sensorial, aunque la evidencia es controvertida, los servicios tienen una gran demanda, o al menos una gran oferta. 

Aunque el término “enfoque basado en los sentidos” no es sinónimo de terapia de integración sensorial (TIE), existe una gran superposición entre los dos en términos de teoría y servicio.

La idea general de la terapia de integración sensorial debe velar por la adaptación gradual de los estímulos del entorno, bajo un ambiente controlado, buscando la participación activa de la familia y su comprensión de los procesos terapéuticos llevados a cabo.

Si percibes que tu hijo muestra dificultades en la integración de determinados estímulos, te recomiendo agendar una hora de evaluación con un Fonoaudiólogo en www.medisur.cl 

Gracias por leerme, me encantaría saber de ti,  resolver tus dudas, te leo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *